¿Cómo aprender idiomas?

6. Dar el salto

Las personas que aún no se han embarcado en la aventura de aprender un idioma extranjero pueden sentir preocupación o temor, como quien mira el mar sin saber nadar. Pero estudiar un idioma se parece a aprender a nadar: resulta sorprendentemente fluido una vez que se salta al agua por primera vez.

A pesar de que las personas de todos los estratos sociales y todos los niveles educativos son capaces de aprender un idioma extranjero, muchas personas creen que es un desafío para el que no están capacitados. Aunque mucha gente descubre la pasión por los idiomas inspirada por sus profesores, esta actitud negativa puede empezar en la escuela, cuando todavía no se aprecia el valor de un idioma y los exámenes pesan como losas. «En el colegio no te suelen enseñar a comunicarte», recuerda Caroline, una administrativa belga. «La experiencia escolar puede hacer que más adelante la gente no se anime a aprender idiomas».


Cuestión de tiempo

Las exigencias de la vida suelen constituir obstáculos importantes. «Siempre tengo demasiado que hacer. No tengo tiempo para estudiar como es debido», se queja Reinald, un diseñador gráfico belga. Sin embargo, muchos estudiantes han descubierto que sacar tiempo para ello resulta enormemente enriquecedor.

Que nuestro idioma sea uno de los más hablados del mundo también puede actuar como factor desmotivador. «Si ya hablas inglés, en realidad no te hace falta nada más», admite Neil, un redactor británico. «Pero el esfuerzo aporta un nivel mayor de diversión y comprensión».

Hay quienes están convencidos de que son demasiado mayores para aprender. «A mi edad, aprender un idioma es muy difícil», opina Daniel, un directivo de más de cincuenta años. Pero, como millones de alumnos han descubierto en su madurez, nunca es demasiado tarde para hacerse con otro idioma.


No se necesitan subtítulos

El deslumbrante universo del cine europeo posee un amplio elenco de estrellas multilingües, como los actores franceses Juliette Binoche y Jean Reno, las actrices británicas Charlotte Rampling y Vanessa Redgrave, los españoles Penélope Cruz y Antonio Banderas, el sueco Max von Sydow y la griega Irene Papas.

«He tenido la suerte de que mis padres me educaran en tres idiomas. Hablaba neerlandés con mi madre, italiano con mi padre y alemán en el colegio. Pero mi idioma de acogida es el italiano», explica la actriz y modelo suizoitaliana Michelle Hunziker.

© Unión Europea

Study in Poland